Saltar al contenido
La Cocina de mi Barrio

Receta de albóndigas en salsa con patatas

Preparación 30 minutos
Cocción 15 minutos
Cantidad 4 Personas

 

Para llevar a cabo un plato de albóndigas en salsa con patatas vamos a hacer todo de manera casera. Puedes elegir si deseas llevar a cabo las patatas fritas o cocerlas con la salsa para que tengan otro tipo de textura.

Ingredientes

Para la salsa:

  • 1 kg. de tomates
  • 4 dientes de ajo
  • 2 cebollas
  • ½ cucharada chica de azúcar
  • Aceite de oliva
  • ½ cucharada chica de sal

Para la carne y la guarnición:

  • 500 gramos. de carne picada
  • 1 huevo
  • 3 patatas
  • 1 plato lleno de harina
  • 2 hojas de laurel
  • 2 dientes de ajo
  • Perejil
  • Aceite de oliva

Preparación de albóndigas en salsa con patatas

  1. Vamos a comenzar realizando las albóndigas. Las podéis adquirir ya preparadas en el autoservicio, pero al estar encerradas en el plástico pierden numerosos de sus nutrientes y es bastante más sano si las coméis echas por nosotros.
  2. Lo primero de todo es que los dientes de ajo los peles, los cortes y los machaques en el mortero adjuntado con algo de perejil y las hojas de laurel, hasta llevar a cabo un liquidillo.
  3. Dicho liquidillo lo echas sobre la carne picada y la comienzas a amasar con tus manos, para que los dos elementos se incluyan bien.
  4. Luego vas a ir cogiendo porciones de la carne, las cuáles vas a ir dándoles forma de bolas de un tamaño no bastante grande. Ve poniéndolas en un plato.
  5. Bate el huevo, si deseas con algo de sal y prepara el plato de harina.
  6. Baña cada bola en el huevo y después la enharinas. Cuando esté lista, la pones en un plato y guardas en el frigorífico por media hora, para que la mezcla se lleve a cabo un poco más fuerte.
  7. Mientras las albóndigas cogen rigidez vamos a ir realizando la salsa. Para eso vas a pelar, lavar bien bajo el agua del grifo, y picar tanto como te sea viable la cebolla. También vas a pelar y picar los dientes de ajo. Los dos elementos los pochas en una sartén con un chorrito de aceite de oliva.
  8. Pela y corta los tomates en cuartos, los cuáles echas al vaso de la batidora, con algo de aceite de oliva, y trituras bien hasta que te salga una clase de salsa de tomate.
  9. Cuando mires que la cebolla y el ajo cogen color, lo echas, adjuntado con la cuchara de azúcar y sal, y remueves bien para integrar en la cazuela con el resto de elementos.
  10. Ahora puedes escoger entre echar las albóndigas dentro de la salsa y cocinarlas con ella o bien sofreírlas un poco con aceite de oliva.

0/5 (0 Reviews)