Saltar al contenido
La Cocina de mi Barrio

Receta de chistorras al vino blanco

Preparación 30 minutos
Cocción 15 minutos
Cantidad 4 Personas

 

Las chistorras al vino blanco son uno de esos platos de siempre a los que nadie se resiste. Tienen un gusto exquisito y, además, apetecen tanto en invierno como en verano. Por eso, no puedes dejar de entender cómo se organizan. Así que, en Lacocinademibarrio.net deseamos explicarte cómo tenerlas listas en solamente un rato y que te queden más ricas que jamás.

En relación de la época del año, puedes acompañar estas chistorras con un entrante fresquito, como una ensalada de pasta con atún, o un plato ardiente, entre otras cosas una crema de calabaza blanca.

Y mencionado lo anterior, ¡vamos al lío! Esto es todo lo que tienes que llevar a cabo para elaborar unas riquísimas chistorras al vino blanco.

Ingredientes

  • 1 parte grande de chistorra
  • 1 vaso y medio de vino blanco
  • 1 vaso y medio de caldo de carne
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 hoja de laurel
  • Aceite de oliva
  • Sal al gusto

Preparación de la chistorra al vino blanco

  1. Para llevar a cabo unas ricas chistorras al vino blanco, lo primero que tienes que llevar a cabo es pelar el diente de ajo y cortarlo en láminas finas. Pela también la cebolla y pícala muy finita.
  2. Coge una sartén mediana y exita un chorrito pequeño de aceite de oliva a fuego medio. Echa una hoja de laurel y sofríe la cebolla con una migaja de sal, para que suelte sus propios jugos y se realice mejor. Cuando empieze a pocharse, añade el ajo picadito para que se tueste adjuntado con la cebolla.
  3. Mientras se hacen estos elementos, coloca un poquito de aceite de oliva en otra sartén. Caliéntalo también a fuego medio y, cuando esté a la temperatura favorable, añade la chistorra cortada a trozos.
  4. Una vez esté bien pochada la cebolla, coloca el fuego en el máximo en las dos sartenes, para que la cebolla como el ajo y las chistorras se tuesten un poco, con precaución de que no quemarse. Cuando la cebolla esté doradita, echa las chistorras en esta sartén y arroja el caldo de carne muy ardiente.
  5. Echa el vino blanco en la sartén donde estaban las chistorras y ponlo a calentar a fuego fuerte. Una vez rompa a hervir, espera unos cuantos minutos para que se evapore el alcohol y, a continuación, añádelo a la otra sartén.
  6. Pon el fuego en el medio, y espera a que los líquidos reduzcan y la salsa espese. Prueba de sal y rectifica si fuera primordial.
  7. Apaga el fuego, aparta y ya puedes ser útil estas ricas chistorras al vino blanco. Ya solamente te queda sentarte a la mesa para corroborar por ti mismo lo riquísimas que te quedaron. No dejes que se enfríen, que así de calentitas es como más ricas saben. ¡A comer!

0/5 (0 Reviews)