Saltar al contenido
La Cocina de mi Barrio

Receta de huevos revueltos con ajetes y gambas

Preparación 30 minutos
Cocción 15 minutos
Cantidad 4 Personas

 

Los huevos revueltos con ajetes y gambas son uno de esos platos que además de ser fáciles de elaborar, acostumbran tener bastante éxito en la mesa, y sucede que los revueltos agradan prácticamente a todo el planeta.

Si ese es tu caso, también te encantará elaborar un revuelto de champiñones con verduras o unos ricos huevos revueltos con setas. Como ves, los huevos admiten inmensidad de composiciones. Puedes recurrir también al clásico huevo frito de toda la vida o a los huevos revueltos con atún y mayonesa.

Lacocinademibarrio.net te enseña hoy a elaborar estos exquisitos huevos revueltos con ajetes y gambas, un plato que haría las exquisiteces de alguno. ¿Comenzamos?

Ingredientes

  • 3 huevos
  • ½ kg. de ajetes
  • ½ kg. de gambas frescas
  • 1 chorrito de aceite
  • Sal al gusto
  • Pimienta negra

Preparación de los huevos revueltos con ajetes y gambas

  1. Para comenzar, vamos a cocer el medio kilo de gambas. Puedes recurrir a las gambas congeladas ya cocidas para evadir este paso, pero las gambas frescas le darán bastante más gusto al plato, por eso te sugerimos que mejor las compres así.
  2. Una vez que las gambas estén cocidas, apártalas y deja que se enfríen. Hasta entonces, vamos a ir mejorando los ajetes.
  3. Limpia el medio kilo de ajetes y quítales las raíces y las hojas verdes. No es requisito que lo hagas a la perfección, así que no te impacientes si dejas algo de hoja. Eso sí, es considerable asegurarse de que están completamente limpios.
  4. A continuación vamos cortar los ajetes, ni muy finos ni muy gruesos. Cuando los poseas, echa en una sartén un chorrito de aceite y saltéalos a lo largo de tres minutos a fuego medio. Cuando empiecen a tener un tono sutilmente doradito, añade las gambas.
  5. Las gambas tienen que coger el tono blanco que toman cuando ya están hechas. No debemos aguardar más, porque hablamos de que queden jugosas para ofrecerle gusto al plato.
  6. Cuando observemos que las gambas ya están hechas, echa los tres huevos a la sartén. Remuévelo todo con asistencia de una cuchara de madera.
  7. Hay que tener particular precaución en no dejar de batir en ningún instante, para que no se peguen los huevos a la sartén. Hasta entonces, añade una migaja de sal, al gusto. Ten presente que el plato transporta gambas, que de por sí ya son muy saladas, así que echa muy poca sal y si ves que no es bastante, añade más después.
  8. Añadimos también algo de pimienta negra, y cuando mires que el huevo ya está hecho, apaga el fuego y quita el revuelto de la sartén.
  9. ¡Seguro que te encantará este exquisito revuelto de huevos con ajetes y gambas! ¡Que aproveche!
0/5 (0 Reviews)