Saltar al contenido
La Cocina de mi Barrio

Receta de ñoquis a la romana

Preparación 30 minutos
Cocción 15 minutos
Cantidad 4 Personas

Los ñoquis a la romana son simplemente deliciosos y su preparación no necesita de bastante trabajo, por lo cual es la receta perfecto para transformarse en el primero o en el primordial de algún comida u ocasión particular. En contraste con los habituales, estos se desarrollan con sémola en vez de patata, con un resultado riquísimo.

Si a este plato le sumas un aperitivo de croquetas de polenta y un rico tiramisú de postre, conseguirás llevar a cabo un menú italiano para chuparse los dedos. En Lacocinademibarrio.net te enseñamos a elaborar estos ñoquis a la romana para sorprender a todos tus comensales.

Ingredientes

  • 1 litro de leche
  • 100 gramos. de queso parmesano rallado
  • 1 cucharada de sal fina
  • ½ cucharada de pimienta
  • 3 yemas de huevo
  • 100 gramos. de manteca de cerdo
  • 280 gramos. de sémola de trigo
  • 1 huevo mediano
  • 1 cucharada de nuez moscada

Preparación de los ñoquis a la romana

  1. Para empezar la preparación de los ñoquis a la romana, exita la leche a fuego fuerte hasta que comience a hervir. Esa será la señal para que bajes la capacidad del fuego a la mitad y añadas la manteca de cerdo, la sal, la pimienta y la nuez moscada.
  2. Mantén el fuego a medio-alto a lo largo de unos 10 minutos, quitando ocasionalmente para que los elementos queden bien integrados.
  3. Transcurrido ese tiempo, procede a tamizar la sémola de trigo. Una vez tamizada añádela a la mezcla esparciéndola de a poco mientras remueves con el apoyo de una varilla. Tras añadir toda la harina revuelve un poco más y deja cocinar por dos minutos. Después apaga el fuego, quita y deja que se enfríe un poco hasta quedar tibia.
  4. En un bol procede a batir las yemas adjuntado con el huevo terminado, hasta hallar una mezcla única sin grumos. A esa mezcla le añades medio queso Parmesano (puede ser algún otro queso rallado), y bates otra vez.
  5. Al estar ya tibia la sémola con leche, viértela y con unas varillas eléctricas procede a combinar los elementos hasta hallar una pasta un poco cremosa.
  6. Luego prolonga la pasta sobre una bandeja para hornear antes untada con aceite, esto ayudará a que no se quede pegada.
  7. Mete la bandeja del horno en el frigorífico hasta que la masa esté bien fría. Existe quien elige meterla en el congelador entre 15 y 30 minutos, de esta forma la masa es más fácil de trabajar.
  8. Una vez fría, llega el instante de elaborar los ñoquis a la romana. Ve cogiendo porciones de masa y corta los ñoquis en círculos con 1 centímetro de espesor. Calienta el horno a 180 ºC para que tome temperatura.
  9. Unta otra bandeja para hornear con aceite de oliva y ve incorporando los ñoquis, repartiéndolos bien por la bandeja. A continuación recúbrelos con el queso rallado que te ha sobrado para que se gratinen bien.
  10. Es el instante de meter tus ñoquis a la romana al horno a lo largo de unos 10 minutos a 180º C, para que el queso quede bien dorado. Si lo quieres, puedes también añadir salsa carbonara o bechamel para ofrecerle más gusto a los ñoquis.
  11. Una vez completados, es sustancial dejar descansar la bandeja cubierta con un paño, para que el interior de la mezcla gane más gusto. Además, debido al paño se mantendrán calientes hasta que lo vayas a ser útil. ¡Verás que ricos están!
0/5 (0 Reviews)