Saltar al contenido
La Cocina de mi Barrio

Receta de pasta de calabacín

Preparación 30 minutos
Cocción 15 minutos
Cantidad 4 Personas

 

La pasta de calabacín es un plato rápido y fácil de cocinar y además es muy rápido. Su bajo contenido calórico así como la alta proporción de agua que tiene lo convierten en una plato muy atractivo para la cena. ¡Está realmente bueno y además no engorda!

Por medio de este plato tenemos la posibilidad de favorecernos de todos los nutrientes del calabacín como la vitamina C, que asiste para proteger nuestra piel, o el potasio, que tiene caracteristicas antioxidantes.

Así que si deseas cuidarte y evadir irte a reposar con la barriga llena, tienes que escapar de los platos copiosos y elegir por esta solución tan saludable. Del mismo modo que sucede con la crema de calabaza o con la tortilla francesa con jamón york y queso, la pasta de calabacín te saciará sin completarte. En Lacocinademibarrio.net te brindamos combinarla con con tomates cherry pero hay otras opciones, como entre otras cosas con salsa pesto.

Ingredientes

  • 2 calabacines
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • Tomates cherry
  • Sal
  • Pimienta
  • Queso rallado

Preparación de pasta de calabacín

  1. Para comenzar, coloca a hervir en una cazuela el agua a máxima capacidad.
  2. Mientras esperas que hierva el agua, lava y pela los calabacines y cuando los poseas enjuagados, córtalos a tiras con un cuchillo afilado. Hazlo con precaución para que sean todos los trozos precisamente del mismo espesor y cortándolos hasta que simulen espaguetis.
  3. Cuando el agua comience a hervir, echa en la cazuela los calabacines y baja la capacidad del fuego para evadir que se salga el agua. Tienen que estar entre diez y quince minutos, en relación de si deseas que queden al dente o tiernos.
  4. Ahora que ya tienes los calabacines completados, cuélalos y escúrrelos realmente bien. Coloca una cucharada de aceite a calentar en una sartén y echa los calabacines. El fuego debe estar a temperatura media para lograr que los calabacines cojan la textura que requieren.
  5. Mientras esperas a que se hagan, lava y corta los tomates cherry en el medio o en 4 trozos, como elijas.
  6. Remueve de a poco los calabacines con una cuchara de madera para estar seguro que se hagan todos por igual y échales una migaja de sal. Cuando mires que cogen un color oro, retíralos de la sartén.
  7. Ya lo tienes todo listo. Mezcla en el plato los calabacines adjuntado con los tomates cherry. Para terminar, echa algo de pimienta y si deseas, también de queso rallado.
  8. Voilà! Ya tienes tu plato de pasta con calabacín listo para comer. ¡Que aproveche!

0/5 (0 Reviews)