Saltar al contenido
La Cocina de mi Barrio

Receta de quiche de calabacín con cebolla

Preparación 30 minutos
Cocción 15 minutos
Cantidad 4 Personas

 

¿Deseando aprender los enormes misterios para elaborar una exquisita quiche de calabacín con cebolla? ¡Claro que sí! No hay manjar más exquisito a nivel mundial, y ideal para compartirlo en familia. ¿Estás listo? ¡Lacocinademibarrio.net te asiste para transformarte en un enorme profesional de esta receta!

Ingredientes

  • 2 masas quebradas
  • 1 brick de nata líquida
  • 1 calabacín
  • 2 cebollas medianas
  • 3 huevos
  • ½ cucharada de sal
  • ½ cucharada de pimienta
  • 75 gramos. de queso Emmental rallado
  • 3 medidas de cuchara de aceite de oliva

Preparación de quiche de calabacín con cebolla

  1. Enciende el horno a 175º C, con calor por arriba y abajo, para que vaya cogiendo temperatura. Coloca ámbas masas quebradas cada una en un molde, formando en las paredes un pequeño muro para que el relleno que le coloques a tu quiche y que no se salga.
  2. Mete a continuación la base en el horno a lo largo de unos 5 minutos para que cojan algo de color.
  3. Trocea el calabacín a cuadrados y corta la cebolla en juliana sin que quede muy gruesa. También puedes picar la cebolla o triturarla.
  4. En una sartén añade las tres medidas de cuchara de aceite y ponlo a calentar. Con el aceite ya ardiente, echa la cebolla y sofríela a lo largo de unos minutos hasta que coja algo de color, instante en el que añades el calabacín.
  5. Rehoga todo junto a lo largo de unos minutos, quitando lentamente y disminuye la capacidad del fuego, para que se vaya realizando mientras preparas el resto de los elementos.
  6. En un cuenco profundo y con el apoyo de unas varillas eléctricas, bate los tres huevos hasta conseguir una mezcla homogénea sin grumos. A continuación, sin dejar de batir, arroja la nata hasta que esta quede completamente dentro.
  7. Como resultado obtendrás una mezcla blanquecina muy despacio, a la que le añadirás la sal y la pimienta. Revuelve bien en el transcurso de un par de minutos y comprueba el gusto para ver si requiere más sal o pimienta para estar a tu manera.
  8. A continuación arroja la cebolla y el calabacín y revuelve un lentamente para que los dos elementos cojan el gusto de la mezcla y estén bien incorporadas.
  9. ¿Listo? Ya que reparte esta mezcla en ámbas masas quebradas, esparciéndolo con asistencia de una cuchara o una paleta de madera.
  10. Cuando hayas vertido toda la mezcla, recubre las dos con el rallado. Puedes utilizar Emmental o algún otro que te agrade más.
  11. Por último tienes que meter cada quiche en el horno al menos un cuarto de hora o hasta que mires que el queso esté dorado.
  12. Si escoges una quiche crujiente, tendrás que hornearla por lo menos 20 minutos. En esta situación, un truco para que no se te queme es que pasado el cuarto de hora apagues el horno y con el calor finalize de llevar a cabo.
  13. ¡Ya tienes lista tu quiche de calabacín con cebolla!¡Qué aproveche!

0/5 (0 Reviews)