Saltar al contenido
La Cocina de mi Barrio

Receta de sardinas adobadas

Preparación 30 minutos
Cocción 15 minutos
Cantidad 4 Personas

 

Si deseas ofrecerle un toque diferente a las sardinas, no hay nada superior que hacerles un adobo antes de freírlas. En Lacocinademibarrio.net te enseñamos como elaborar unas exquisitas sardinas adobadas, un plato económico, fácil y lo destacado de todo…¡riquísimo!

Si disfrutas este pescado, te sugerimos que también prepares una sardinas en escabeche, ya que también son ricas y puedes servirlas como una tapa fría.

 

Ingredientes

  • 1/2 kg de sardinas
  • 4 o 5 dientes de ajo
  • 2 medidas de cuchara soperas de pimentón
  • 1 vaso de vinagre
  • Sal
  • 2 hojas de laurel
  • Harina
  • Aceite de oliva virgen

Preparación de Sardinas adobadas

  1. Primero de todo, debemos limpiar bien las sardinas, quitarles la cabeza, las tripas, la raspa y quitarles las escamas. Lávalas con abundante agua fría para que suelten toda la sangre.
  2. La iniciativa es que únicamente queden los lomos cogidos por la cola.
  3. Coge un bol y pica los 4 o 5 dientes de ajo finitos. Después añade las hojas de laurel. Es preferible si las troceas, porque podrá distribuirse por todo el adobo.
  4. Ahora añadimos las 2 medidas de cuchara soperas de pimentón y el vaso de vinagre. Hay varias personas que añaden en este punto también medio vaso de agua para que no queden tan ácidas, es cuestión de evaluar como te agradan más.
  5. Remueve bien toda la mezcla y coloca un puñado de sal no muy grande. En este momento debemos integrar el adobo a las sardinas.
  6. Para ello coge un envase que sea más bien cuadrado y ves poniendo los lomos y regándolos con el adobo. Ves realizando capas hasta que estén todas.
  7. Este adobo debe macerar por lo menos una hora para que el pescado coja el gusto que nos encontramos intentando encontrar. Introdúcelo en el frigorífico hasta el momento.
  8. Una vez maceradas las sardinas, ponemos una sartén con un óptimo chorro de aceite de oliva y enharinamos los lomos.
  9. Freímos las sardinas cuando el aceite esté ardiente y las sacamos cuando estén dorados los lomos por las dos caras. ¡Qué aproveche!

0/5 (0 Reviews)